jueves, 15 de noviembre de 2018

Veneno velado...

La nostalgia es un veneno velado. Se empieza por percibir un sospechoso bienestar frente a un paisaje, la lluvia en los cristales o la luna llena, y se acaba delante de un revólver.

Andrés Neuman
La vida en las ventanas
(Alfaguara, México, 2016)

viernes, 9 de noviembre de 2018

Aquella ciudad...

Por un momento, sentí que aquella ciudad no tenía centro ni sentido, que daba lo mismo si caminaba en una dirección o en otra...

Oswaldo Salazar
Hombres de papel
(Alfaguara, México, 2016)

jueves, 8 de noviembre de 2018

Botoncito de muestra...

(fragmento)

...la palabra

bajo su vibración tal vez es invocada la minuciosa
historia de una forma
que no es otra cosa que la minuciosa
historia de una voz
que no es otra cosa que la minuciosa historia
de una fuerza...

Jorge Fernández Granados
Lo innumerable
(Era, México, 2018)

domingo, 4 de noviembre de 2018

No acaban nunca...

Las novelas son como sueños o pesadillas que no se acaban nunca, sólo se transforman en otras pesadillas o sueños...

Javier Cercas
El monarca de las sombras
(Literatura Random House, México, 2017)

miércoles, 31 de octubre de 2018

Inmortalidad...

Si ella tuviera que escribir sobre su vida, sólo anotaría detalles, pues cree que su felicidad es máxima con cosas diminutas: cuando él se ata los zapatos, cuando duerme, cuando le acaricia el pelo. Siempre está tocándole el pelo. Él ya se lo ha cepillado y se lo ha lavado, fue hermoso y extraño a la vez. Su cabello, le dice él, huele a humo y a azufre, a hierba, a veces a mar. Le dice que nunca se cansa de ella. Si ese día llegara, caería muerto al instante, de este modo soy inmortal.

Michael Kumpfmüller
La grandeza de la vida
(Tusquets Editores, México, 2015)

domingo, 28 de octubre de 2018

Antigüedad...

Todo va tan rápido en la evolución de la literatura que hoy en día un escritor de cincuenta o sesenta años ya es antiguo a su pesar. No un clásico, sino antiguo, fuera de tiempo; fuera de lugar también, porque se refugia, sin saberlo, en una literatura cuya linde es su propia y bien forjada biblioteca. Trata de vivir el hoy pero su forma, a la hora de crear el vínculo expresivo de esa vida, es de ayer (un ayer de siglos, ya que el pasado para un escritor siempre es milenario).

Adolfo García Ortega
Fantasmas del escritor
(Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2017)

domingo, 21 de octubre de 2018

Mendigo fabuloso...

El poema se inclina bajo la lluvia como si buscara en el pavimento de la banqueta una moneda extraviada. Se dobla, mendigo fabuloso, a la intemperie de noviembre.
   Sus palabras son los harapos que lo cubren; una lata vacía de sardinas es el título, medio oxidado.
   La lluvia cae, imparcial, sobre la frente del poema; en su margen izquierdo, empapado.

David Huerta
El ovillo y la brisa
(UAS/ Era, México, 2018)